Olivicultura " Conjunto de técnicas de cultivo y mejora del olivo" 

El objetivo principal del Cultivo del Olivo es la producción de aceitunas de la mayor calidad posible para fabricar aceite. Una parte del éxito de la recolección de Aceitunas de calidad se encuentra en la labor en el campo: la selección de plantones, las técnicas de plantación y cultivo y las actuaciones sobre el olivar a lo largo del ciclo anual de cultivo del Olivo.

El Olivo se cultiva desde hace varios miles de años, el progreso, la mecanización y la industrialización se han incorporado con más éxito a la labor de producción de Aceite | Elaiotecnia,  que a las labores de cultivo del Olivo  | Olivicultura. Existen todavía una gran cantidad de labores que se realizan de forma manual igual que hace cientos de años, lo que repercute en un gran esfuerzo en mano de obra para poder llevar aceitunas de máxima calidad a la Almazara. 

 

Nuestra empresa se interesa por nuevas técnicas de plantación y cultivo que permiten evolucionar un modo de laboreo de remotos orígenes y marcado carácter artesanal. 

EL PROYECTO

Nuestro proyecto aúna la tradición familiar, cuya actividad tiene un carácter claramente artesanal, con los últimos avances agrícolas. Con esa idea nos encontramos en pleno proceso de evolución:

.    Transformando nuestras fincas de secano tradicional a regadío. Así se aportará al árbol la cantidad de agua precisa para que crezca, se desarrolle y madure sin estrés hídrico, esencial para un óptimo desarrollo sensorial.

.    Diseñando nuevas plantaciones combinadas con los olivos centenarios de la zona, favoreciendo el cultivo y maduración de la oliva.

.    Invirtiendo en nueva maquinaria agrícola que racionalice los costes de la actividad pero continuando con las prácticas tradicionales de cultivo del olivar de tal manera que minimizan totalmente el impacto de la agricultura sobre el medio ambiente, siendo solidarios con el entorno donde se encuentran.

.    Dada la tradición de nuestra prácticas agrícolas RENAU GESTIÓN ha solicitado en 2017 la CERTIFICACIÓN ECOLÓGICA que nos ha sido concedida por el Comité de Agricultura Ecológica de la Comunidad Valenciana (CAECV)

 

EL MANEJO DEL OLIVAR

LA PODA ...

 

... se realiza después de la recolección de octubre. Dado el clima suave y con poco riesgos de heladas de nuestra zona, la poda se lleva acabo durante los meses de noviembre y diciembre.

Es una poda bianual, con aclareos de las ramas de tercer y cuarto orden cuando se espera una gran cosecha para evitar cargas excesivas que, además de empeorar la calidad de los frutos reduciendo su tamaño y rendimiento, desvitalizan el olivo.Por el contrario, tras una cosecha abundante, realizamos una poda mínima ya que en ese año habrá un número reducido de yemas de flor. 

 

Con esto conseguimos regularizar la producción de los olivos, árboles que tradicionalmente son muy veceros (*)

Los restos de poda son triturados  con el fin de evitar la quema de los mismos, dado sus perniciosos efectos medioambientales, así como las consecuencias negativas para la productividad a largo plazo de las tierras.

(*) La vecería es un fenómeno o cualidad, que tienen ciertos árboles frutales, de generar una gran producción de frutos un año y al año siguiente no dar casi fruto.

MANTENIMIENTO DEL TERRENO  ...

 

Las plantas adventicias, o también «malas hierbas», no son sistemáticamente combatidas. El empleo de herbicidas en los pies de los olivos no ha sido una práctica habitual en nuestras fincas debido, entre otras razones, a que deja residuos en los aceites.

 

Tradicionalmente en secano realizábamos tareas de labrado de la tierra ya que se rompe la capa superior para conservar mejor la humedad del suelo, al romper la capilaridad del suelo y así es más difícil la evaporación del agua con el calor del verano.

Con la transformación de las fincas a regadío, una vez garantizado el aporte de agua al árbol, hemos reducido el laboreo de la tierra. Es conveniente dejar la hierba que produce materia orgánica y es buena para la fertilización del suelo. La hierba excesiva se controla con desbrozadora  manual y con la ayuda inestimable del ganado.

Las ventajas del ganado de trashumancia son: el ahorro importante de trabajo; la retención de la tierra que no se pierde con la lluvia y el viento, ya que el musgo y la hierba la retienen; la conservación de las raíces superficiales de los árboles, que son las más importantes para su nutrición; el aporte contínuo de materia orgánica a través de la hierba anual y bianual, zarzas, esparragueras y otros matojos, que se trituran y desbrozan y se dejan pudrir en el suelo; además de las abundantes heces que las ovejas reparten por todo el terreno, lo cual favorece el trabajo de las numerosísimas lombrices de tierra, que incorporan al suelo los nutrientes y lo airean con sus galerías.

 

APORTACIÓN AL SUELO  ...

La forma tradicional en que aplicamos los feritilizantes al olivar es aportando el estiércol de los animales al suelo, cerca de las raíces absorbentes, que están distribuidas por medio de las calles del olivar en el horizonte superficial, que es el mejor aireado y el más rico en elementos nutritivos.

El sistema de riego localizado por goteo nos permite además corregir las posibles deficiencias que presenten los árboles, siempre utilizando  abonos procedentes de origen animal.

APORTACIÓN DE ABONOS VÍA FOLIAR ... 

 

El olivo tiene una hoja que admite muy bien el abonado foliar, por tanto responde bien a las aportaciones de nitrógeno, potasio y microelementos (excepto el hierro). La absorción foliar de los nutrientes se favorece si la temperatura ambiental es suave, si la humedad ambiental es elevada y si el olivo tiene una porción importante de hojas jóvenes, lo que sucede de abril a julio. 

Las aplicaciones foliares de nitrógeno y potasio son complementarias al abonado practicado al suelo o por fertirrigación y por tanto las tenemos  en cuenta para descontarlas.

CONTROL DE PLAGAS Y ENFERMEDADES  ...

El objetivo principal está basado en métodos preventivos, utilizando las adecuadas  prácticas de cultivo que aseguraren el buen desarrollo de los árboles y por tanto su resistencia natural a plagas y enfermedades:

.   El abonado adecuado a base de materia orgánica, tal y como hemos explicado, es uno de los pilares tradicionales de nuestras prácticas agrícolas.

.   Promovemos el desarrollo de la fauna autóctona  y la suelta de insectos útiles (parásitos o depredadores), como los parasitoides del pulgón por ejemplo las mariquitas.

.   Con el desbroce de hierbas adventicias y dejarlas como acolchado en interlineas,  se consigue la protección del suelo y de organismos como insectos depredadores que ayudan a combatir plagas. 

.   Utilizamos variedades de olivos autóctonas evitando el cultivo de una única variedad así, al diversificar las variedades, se dificulta la aparición de plagas.

.   Uso de trampas para el control, mediante el sistema denominado de captura masiva, de la mosca del olivo principalmente aunque también se puede utilizar en el control de otros dípteros que puedan llegar a ser una plaga en los cultivos agrícolas

.   En última instancia, se utilizan diferentes productos de origen natural, como las piretrinas  o el Bacillus thuringiensis, permitidos en agricultura ecológica.

CUADERNO EXPLOTACIÓN

Campaña 2016 | 2017

© 2019 renau gestiónempresarial s.l.